Reseña por Manu López para EMDT

Desde tierras castellanas, burgalesas para más señas, llega Cruce de Caminos, el primer trabajo de David Send. Un primer disco compuesto por ocho tracks en clave pop-rock en los que el artista se abre en dos para enseñarnos todo aquello que ronda su vida y su cabeza.

El primer disparo se llama Cruce de Caminos, canción que da nombre al disco, la cual nos señala la dirección que toma el mismo. Se trata, probablemente, de una de las canciones más equilibradas de este trabajo. De este modo, en una línea continuista Mi Musa habla de la creación, la fugacidad y por qué no decirlo, de lo caprichoso y azaroso de aquello que inspira.

Con una marcha menos Obsesión muestra un texto con tintes de angustia y una producción en línea con el trabajo y todo el conjunto de canciones. Aunque un punto más lenta, esta canción mantiene la esencia de Cruce de Caminos. ´Siempre tuve miedo a las alturas y ahora no sé como bajar’ reza esta tercera canción.

En cambio, La Marmota propone un punto más de velocidad. Sonido clásico del rock patrio y desenfado como bandera. Una guitarra especialmente fina y una batería en la misma línea hacen de esta canción una de las más entretenidas del disco.

Poeta de Callejón nos muestra un tema más nostálgico, en el que David Send parece mirar tanto hacia atrás como dentro de sí mismo. Ecos tristes en clave de rock con melodía que también apunta hacia el pop. Esta es una canción especial dentro de este Cruce de Caminos.

Casi a modo folkie, Ciencia Ficción va señalando el final del disco. Deje western que da todo el protagonismo a las cuerdas en una historia de dos con misterioso final. Las referencias al mundo del cine y el espectáculo evocan una sensación de escena de película.

Para cerrar, tenemos dos versiones de una de las canciones más redondas del disco: Al Compás de un Sueño. La primera más eléctrica, la segunda puramente acústica. Esta habla del histórico equipo de la ciudad de Burgos y que dedica a todos sus aficionados. Perfectamente podría ser el himno del club. Por tanto, encontramos referencias al deporte rey en cada verso.

Una vez escuchado este disco encuentras y entiendes la motivación que ha podido llevar a crearlo: un hambre inmensa de música, de tocar y de contar historias. Este sería David Send, quien seguro estará esperando con ansia la vuelta definitiva de la música al directo, para así poder defender todas estas canciones sobre un escenario y frente a su público.

Contratación
sandain1@hotmail.com

DESCARGAR DISCO