Cuando el pop rock energético de Playa Cuberris se encuentra con las palabras del poeta Pedro Girón, lo que resulta es una oda al amor, pero no a cualquier tipo de amor. En «Todo por la ciencia«, la banda nos lleva de viaje por los oscuros rincones del corazón humano, donde la ironía y la autodestrucción conviven en una danza perpetua.

Este nuevo single es una representación lírica y musical del «suicidio emocional», una expresión que nos remite a esa decisión, a veces consciente, a veces inconsciente, de quedarnos atrapados en relaciones amorosas que sabemos que están destinadas a fracasar. Girón, con su pluma afilada, dibuja imágenes potentes que evocan la sensación de estar atrapado en una situación sin salida, eligiendo permanecer a pesar de que todo apunta a que la relación está rota.

La metáfora central del tema —comparar este sacrificio emocional con dar el cuerpo a la ciencia tras la muerte— es poderosa. Es una concesión total, una entrega completa, similar a cuando uno decide donar su cuerpo a la investigación científica. Es un acto de generosidad y, a la vez, de desapego extremo, y en el contexto de la canción, sugiere una resignación total ante los impulsos del corazón.

El título «Todo por la ciencia» es doblemente irónico. En un nivel, se refiere a la decisión de entregar el cuerpo a la ciencia; en otro, sugiere que a veces nos sacrificamos «por la ciencia» del amor, buscando comprender algo que, en realidad, nunca podremos entender del todo.

El estilo pop rock de Playa Cuberris se entrelaza perfectamente con la temática. Los acordes enérgicos y los ritmos pegajosos reflejan ese impulso irracional de seguir adelante a pesar de todo, mientras que las letras profundas añaden una capa de melancolía que contrarresta y equilibra el tono general.

«Todo por la ciencia» es, en última instancia, un testimonio del conflicto humano entre la razón y la emoción. Es un recordatorio de que a veces, el amor puede nublar nuestro juicio y llevarnos por caminos tortuosos, pero también es una celebración de esa tendencia intrínsecamente humana a seguir nuestro corazón a pesar de todo.

Playa Cuberris, con su característico toque, ha creado una pieza que, sin duda, resonará en los corazones de muchos. Es una reflexión valiente sobre los sacrificios que hacemos en nombre del amor, y un himno a la capacidad humana de encontrar belleza incluso en los momentos más oscuros.

Contratación
playacuberris@gmail.com